Hugo Zabala - Charango

{WIDE}:{"childs": 3, "className": "cabecera-perfil-postulante"}

Hugo Zabala Charango

La Paz, Bolivia.

20 años.

Me encanta demasiado la música tanto que  siempre ando en busca de música nueva para mis oídos. La sensación que me produce encontrar alguna canción que llega a gustarme  tanto y que no había escuchado pero ya tiene años, me da tanta felicidad y me siento como si hubiera encontrado algún tesoro, más aun si el artista o el género es de algún lugar de Latinoamérica, porque me sorprende el saber que personas del mismo entorno geográfico que comparten cultura, historia, influencias, etc. sean autores de tan hermoso resultado musical, esto me motiva bastante a querer llegar a este punto, porque mi sueño es que la gente  escuche mi música y que al escucharla te cree alguna emoción o sentimiento y además se identifique  con lo que escucha. El conocer y escuchar música de distintas regiones geográficas te permiten aprender y comprender como es que ellos entienden la música y que representa para ellos, más aun si se tiene la oportunidad de convivir con alguien que está rodeado por otro entorno social te permite intercambiar conocimiento, ideas, puntos de vista y muchas cosas.


Otros videos

Cuéntanos sobre tus conocimientos musicales

Desde mis 14 años (2011) empezó a gustarme bastante la música, y me dieron muchas ganas de aprender algún instrumento y como en casa teníamos una guitarra que estaba acumulando polvo en el armario comencé a aprender guitarra pero de manera empírica con videos en YouTube y algún método de guitarra, un año después (2012) postule para ingresar al “Conservatorio Plurinacional de Música – Bolivia” pero no aprobé los exámenes de ingreso ya que no tenía conocimiento alguno sobre teoría musical y mucho menos aplicar la misma al instrumento. Ese año no quise saber nada de nada porque me sentía frustrado. El año siguiente (2013) ingrese a la “Escuela Nacional de Música Luis Felipe Arce” en la especialidad de guitarra clásica, donde me dieron una excelente base sobre teoría musical. Solo forme parte de esta escuela ese año, ya que en este tuve la suerte de encontrarme con este maravilloso instrumento, el charanguito que me acompaña desde entonces. Como había encontrado el instrumento ideal para mi decidí que quería perfeccionarme en la ejecución de este, así que comenzó la búsqueda por encontrar alguna escuela de música que pudiera brindarme los conocimiento que quería. Es así que me encontré con la “Escuela Nacional de Folklore Mauro Núñez Cáceres” y es donde he estado estudiando desde la gestión 2014, en la especialidad de charango. En este instante me encuentro culminando los estudios en la misma, a tan solo un semestre para egresar. La “Escuela Nacional de Folklore Mauro Núñez Cáceres” otorga el nivel de técnico superior en la especialidad del instrumento. Mis maestros durante este tiempo de estudio han sido: Bruno Campos Ticona y Erick Campos Ticona reconocidos por la Sociedad Boliviana del Charango con el título de “Maestros del charango”.

Cuéntanos porqué deseas participar en Musicaustral

Cuéntanos sobre tu interés en la Música Popular Latinoamericana y sus raíces folclóricas

Me encanta demasiado la música tanto que  siempre ando en busca de música nueva para mis oídos. La sensación que me produce encontrar alguna canción que llega a gustarme  tanto y que no había escuchado pero ya tiene años, me da tanta felicidad y me siento como si hubiera encontrado algún tesoro, más aun si el artista o el género es de algún lugar de Latinoamérica, porque me sorprende el saber que personas del mismo entorno geográfico que comparten cultura, historia, influencias, etc. sean autores de tan hermoso resultado musical, esto me motiva bastante a querer llegar a este punto, porque mi sueño es que la gente  escuche mi música y que al escucharla te cree alguna emoción o sentimiento y además se identifique  con lo que escucha. El conocer y escuchar música de distintas regiones geográficas te permiten aprender y comprender como es que ellos entienden la música y que representa para ellos, más aun si se tiene la oportunidad de convivir con alguien que está rodeado por otro entorno social te permite intercambiar conocimiento, ideas, puntos de vista y muchas cosas.

Cuéntanos sobre tu experiencia musical

Yo comencé con el charanguito a mediados de 2013 fue cuando me compre mi primer charango como auto-obsequio en mi cumpleaños con todo el dinero que había ganado trabajando de vendedor la navidad anterior, al comprarme el charanguito el señor de la tienda me regalo un método que tenía cifrados de acordes y un par de temas, el resto del año ese pequeño texto me acompañaba a todo lugar. Al terminar ese año escolar se realizó una noche de talentos donde me presente por primera vez con mis compañeros de curso, tocamos un tema de los “Kjarkas”, no nos salió tan bien como en los ensayos porque los nervios nos jugaron una mala pasada. Al año siguiente (2014) continuábamos ensayando durante los recreos y siempre nos topábamos con otro grupo de muchachos, uno tocaba quena y el otro guitarra, nos veíamos a lo lejos y había cierto tipo de “rivalidad” porque yo sentía que nos miraban con algo de rabia, nunca nos dirigimos la palabra hasta dos semanas antes del día de la madre, fue cuando uno de ellos se acercó y nos comentó que nos habían visto desde hace tiempo pero les daba miedo hablarnos porque a ellos les parecía que nosotros los mirábamos enojados, en ese momento sonreí y le dije que nosotros nos sentíamos igual, ambos reímos y desde ese momento comenzó una linda amistad, el motivo por el que vinieron a hablarnos era para proponernos que nos fusionemos los dos grupos para tocar en el festejo del día de las madres de mi colegio. Comenzamos a ensayar y nos entendimos tan bien que llegado el día de la presentación tocamos muy bien según los profesores, la directora y algunas mamas que nos vinieron a felicitar. El colegio nos pidió tocar en una feria donde estarían todos los colegios de la zona, se realizó en una plaza aledaña y una funcionaria de la alcaldía en el área de cultura nos escuchó. Terminando de tocar nos felicitó y nos pidió un numero de contacto para llevarnos a tocar a una presentación de fotografías sobre la guerra del Chaco que se iba a realizar en un museo. Gracias a esta señora logramos tocar en eventos culturales y ferias dominicales. A mediados de ese año ingrese a la “Escuela Nacional de Folklore Mauro Núñez Cáceres” y al terminar el semestre el profesor de instrumento me invito a participar en el concierto de cierre de gestión, donde se presentan algunos alumnos. Desde entonces me invitan a tocar cada cierre de gestión. Las primeras veces que me presente interpretaba temas del folklore boliviano pero estas últimas comencé a ampliar mis gustos musicales y fue donde por ejemplo encontré y toque una linda zamba (“Alfonsina y el mar”),  también toque una rumba (“Tamacun”) que está compuesta para guitarra y la adapte para el charanguito. Hoy en día mi horizonte musical es más amplio ya que ahora puedo decir que me gusta la música en general.

El siguiente año (2015) el profesor de charango me invita a formar parte de la orquesta con la cual tuve la oportunidad de tocar en teatros y eventos culturales. En la orquesta tocamos temas del folklore andino en general y las composiciones del director por supuesto.

A principios de este año (2017) un amigo me invita a formar parte del nuevo proyecto que  él tenía con otros amigos y es así que conformamos el grupo “Raza Andina” y lo que más me encanta de formar parte de este grupo es que mis compañeros son muy versátiles tocan saxofón, teclado, guitarra eléctrica, etc. y gracias a esto no solo tocamos música andina sino también algo de cumbia, rock latino, baladas, etc.

Mi experiencia musical hasta el momento ha sido muy satisfactoria, he conocido a muchas personas, buenas y no hicieron falta algunas malas pero he aprendido un montón de cosas de cada una de ellas. Me parece maravillosa la forma en que la música crea una conexión entre las personas y más aún entre personas que hacen y viven la música, la sensación de toparte con alguien que siente la misma pasión que tú por la música es de verdad una experiencia única de lo más reconfortante y llena de aprendizaje mutuo.


Fundación Visión Violeta

Teléfono: (+56) 9 85736492

E-mail:  info@musicaustral.org

Skype: musicaustral